Pave, el secreto está en lo clásico

El pavé o pavés son calzadas de adoquines de piedra maciza que se suceden entre sí, formando un puzzle maravilloso de figuras geométricas; están cargadas de historia y forman parte de la identidad arquitectónica de muchas ciudades.

Instalación sobre arena de adoquín de piedra y pave

  1. Fundir bermas o colocar el bordillo que sujetará la instalación del material.
  2. Preparar el mejoramiento del suelo para 20cm, se retira el material del sitio y coloca polvo fino con un saco de cemento. (Por cada seis sacos de polvo uno de cemento) y se compacta con agua.
  3. Se corrobora los niveles correspondientes para que el material quede al nivel deseado sea del bordillo al nivel de la vía.
  4. Una vez se alcance el nivel deseado, se instalará con polvo azul, cada saco de polvo azul cubre aproximadamente 2m.
  5. Terminado el proceso anterior se puede emporar con el fin de evitar el crecimiento de algún tipo de vegetación. Para ésto se utiliza cemento con arena de enlucir en proporción: 4 (arena) a 1 (cemento), se barre ligeramente para tapar las juntas y se retira el exceso.

Nota: Todo se realiza en seco para que no manche el adoquín, se recomienda regar al día siguiente con agua no a presión sino en caída tipo gota para que el cemento en polvo se solidifique.

Arte de colocar PAVE

El pave se puede colocar de las siguientes formas:

  • Horizontal o vertical
  • 45°
  • Radial
  • Conchas

La colocación del pave permite crear figuras y formas nuevas que nazcan de la imaginación del autor.

Es ideal para plazas, parques y jardines. Por su resistencia se puede colocar en parqueaderos o para revestir completamente casas y edificios, su estilo clásico – moderno es una apuesta infalible en tendencias de decoración vanguardistas.